La fábrica de Sagunto lleva ya casi 70 años formando parte del tejido industrial y social de la localidad. Desde entonces, la instalación se ha ido implicando cada vez más en la vida y actividad del municipio y ha evolucionado apostando firmemente por la innovación, tanto en el desarrollo de productos, como en sus procesos y aplicaciones.
Con dos líneas de producción por vía seca con una capacidad de casi 2 millones de toneladas de cemento gris y unas 300.000 toneladas de cemento blanco, Lafarge Sagunto (Grupo LafargeHolcim) fue la primera fábrica española del sector en obtener la Autorización Ambiental Integrada (AAI) en 2004 y en adoptar las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs) que, junto con su Sistema de Gestión Ambiental certificado, garantizan la máxima excelencia en materia de protección ambiental. A todo ello hay que sumarle el hecho de que la instalación es un referente internacional en cuanto a sostenibilidad, eficiencia energética y salud y seguridad.
Sagunto se encuentra dentro de las 10 fábricas del Grupo LafargeHolcim a nivel mundial con mayor variedad de producto, es la segunda a nivel europeo en producción de cementos destinados a pozos petrolíferos y la primera a nivel mundial en diversidad de tipos de clínker.
La planta, que constituye un claro ejemplo de innovación, produce hasta 15 tipos de cementos diferentes, entre los que destacan productos y soluciones orientados a la construcción sostenible. Este es el caso de Hydromedia™, un hormigón drenante y poroso que permite recuperar el agua de lluvia; Agilia®, una gama de morteros autonivelantes de alta transmisión térmica pensados para su aplicación en sistemas de climatización por suelo radiante; o Artevia™ Boreal, primer pavimento de hormigón del mercado con tecnología fotoluminiscente, que supone una nueva fuente de iluminación natural sostenible para las ciudades.
En el mercado doméstico, los productos y soluciones desarrollados en Sagunto contribuyen al desarrollo económico y social de la región, aplicándose en algunas obras emblemáticas como la rehabilitación del Castillo Xàtiva, la terminal de pasajeros del Puerto de Valencia o el colegio Montessori en Paterna. En la actualidad, se están suministrando también soluciones para el pavimento interior del Colegio Alemán, la rehabilitación del Hotel Astoria en Valencia y para las obras de las calles Altamira y Mayor de Alicante, consistente en la rehabilitación de dos edificios para su uso como hotel.
En el ámbito internacional, la planta de Sagunto exportó en 2018 el 27% de su producción de cemento y el 20% de clínker al mercado europeo, mediterráneo y asiático.

Libro Verde: contribución de las soluciones constructivas a las certificaciones ambientales.

Tanto LafargeHolcim España, como la propia fábrica saguntina, tienen claro que, ante los retos a los que se enfrenta el sector, es necesario ofrecer una respuesta basada en el diseño de productos y soluciones orientadas a la construcción sostenible. En este sentido, la compañía ha realizado importantes esfuerzos en los últimos años desarrollando materiales capaces, entre otras cosas, de mejorar el aislamiento térmico, contribuir a la gestión eficiente del agua o reducir la contaminación lumínica. Además, ha conseguido la industrialización de cementos con baja huella de carbono, que permiten una reducción de entre el 25 y 30% de las emisiones de CO2, o con resistencias iniciales muy superiores a los cementos convencionales.
Conscientes de la influencia del sector de la edificación en el medio ambiente, LafargeHolcim España ha querido dar un paso más con la creación del Libro Verde de Soluciones Constructivas, un documento en el que se define la contribución de las soluciones de la compañía para la consecución de las certificaciones LEED® (Leadership in Energy and Environmental Design) y BREEAM® (Building Research Establishment Environmental Assessment Method).
En el Libro Verde se recogen aquellos aspectos que se consideran más importantes para que el producto sea competitivo dentro del mercado de la certificación ambiental desde un triple enfoque: de optimización medioambiental desde la propia empresa, de optimización medioambiental en el producto de estudio y desde un punto de vista social, entendido como formación y entrenamiento en características sostenibles.

Entre los productos y soluciones analizados en la publicación destaca la gama de productos especiales, hormigones y cementos (Agilia® Arquitectónico y Agilia® Ligero, Hydromedia™, Artevia™ Desactivado y Artevia™ Natural, Ultra Series™ Árido Reciclado, Hormigón estructural, Chronolia®, Infinicem™ ReadyMix e Infinicem™ ReadyMix SR). Para cada uno de ellos, el documento especifica los créditos y opciones estudiados, así como los puntos que es posible obtener en la certificación del edificio gracias al uso de ese material.
Con el lanzamiento de esta publicación, dirigida a los profesionales del sector, LafargeHolcim España se convierte en el primer fabricante de cemento y hormigón en clasificar en el territorio nacional sus productos en base a su contribución a las certificaciones ambientales.

Contribución al conocimiento y a la educación sostenible.

La fábrica de Sagunto, en línea con su compromiso con la educación sostenible y en un ejercicio de acercar su actividad a todo el municipio, abre sus puertas de forma continuada a diferentes colectivos de la localidad. A través de las visitas organizadas a las instalaciones, escolares, estudiantes universitarios, miembros de talleres de empleo y asociaciones vecinales, entre otros, pueden conocer los avances en innovación y la contribución a la economía circular.
En su recorrido por la planta, descubren los pasos a seguir en la fabricación del cemento, desde la extracción hasta la fase de almacenaje y distribución. Un proceso en el que se emplean las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs), respetando en todo momento el ciclo de economía circular y teniendo como máxima prioridad la salud y seguridad de las personas y del entorno.
Un ejemplo de ello es la campaña educativa “Construyendo junt@s una comarca más sostenible”, una iniciativa educativa que se viene desarrollando desde 2014 y en la que se vuelcan todos sus trabajadores, con la finalidad de fomentar hábitos de vida y consumo responsables y la puesta en valor el entorno natural del Camp de Morvedre.
Hasta el momento, más de 1.400 alumnos participaron en esta actividad que contempla, además de visitas a las instalaciones, un recorrido por Salt del Llop en el que los participantes pueden conocer también el origen de la principal materia prima en la fabricación del cemento y las diferentes tareas de restauración de la cantera, que buscan ayudar a aumentar el capital natural del entorno. Un capital que tanto LafargeHolcim España como la fábrica de Sagunto gestionan de forma responsable para devolver a la sociedad entornos con una mayor riqueza medioambiental.