Darío Moreno, ¿qué te ha llevado a presentarte a la alcaldía?
A mí siempre me ha movido la vocación de servicio público, y por eso participé desde muy joven en todo tipo de asociaciones, como Acció Ecologista Agró, o en programas de integración de migrantes. Ello también me impulsó a afiliarme al Partido Socialista con 19 años. Me formé y trabajé siempre con ese sentimiento y esa vocación, y ahora que creo que tengo la capacidad y la experiencia suficiente para poder dar lo mejor de mí en este campo, lo quiero hacer en el mejor escenario que conozco, que es en mi ciudad y con mis vecinos y vecinas. Creo que la política municipal es la bandera más importante que se puede izar en el activismo social, y ser alcalde es la mejor palanca para poder cambiar la realidad que nos rodea.

Con tan solo 30 años y una experiencia profesional intachable, ¿no crees que te metes en la “boca del lobo”? Déjame explicarme, la política se encuentra en un momento muy crispado, las redes sociales echan chispas, ¿no te da miedo tener que aguantar hasta descalificaciones personales? ¿Estás preparado realmente?
Es cierto que vivimos en una época de crispación política, a nivel nacional y también a nivel local. En mi opinión este incremento de la crispación se da por una falta de proyecto. Cuando hay un proyecto ilusionante, las propuestas se hacen en positivo, sin recurrir a descalificaciones y ataques personales. Tenemos que actuar de forma diferente para normalizar la vida política municipal y que toda la corporación trabaje para lograr lo mejor para la ciudad. Respecto a las descalificaciones, ya las he tenido y seguro que se intensifican en los próximos meses, pero claro que estoy preparado para afrontarlas. Nosotros vamos a encarar la campaña en positivo, y cada descalificación nos anima a seguir trabajando en el proyecto.

Imagino que sabes, que siempre te recordarán el pasado del PSOE con esta ciudad, cierre de fábrica, así como los últimos acontecimientos de presunta corrupción de Crispín. ¿Que tienes que decir a todos ellos?
Presentarse con las siglas del Partido Socialsita siempre representa una responsabilidad extra en cualquier elección, también en el ámbito local. Somos el partido que durante más tiempo ha gobernado la ciudad y por tanto hemos cometido aciertos y errores, pero el balance ha sido positivo y muchas de las transformaciones de esta ciudad no se entenderían sin el sello del Partido Socialista. Yo quiero quedarme con eso, con la mejor versión del partido, de forma que volvamos a reconectar con la ciudadanía y confíen en nosotros para liderar la transformación y mejora de la ciudad. Es cierto que en estos últimos años hemos cometido errores, pero mi candidatura es una candidatura de renovación que supone un punto de inflexión, un electro shock que nos lleve a recuperar la confianza y la ilusión de la gente de la calle.

El Partido Socialista éste último tramo de legislatura ha formado parte del Equipo de gobierno, ¿Crees que ha sido un error? ¿Realmente tenía peso su opinión en un tripartito tan complejo y muy hermético?
Nuestro partido tiene vocación de gobierno y en ese sentido creo que era positivo para la ciudad que nuestros concejales entraran en el equipo de gobierno y diéramos al ayuntamiento una estabilidad que redunda en beneficio de todos y todas. Además el trabajo que han hecho Miguel Chover y Natalia Antonino ha sido muy bueno y así nos lo hacen saber la ciudadanía y las diferentes entidades que existen en nuestro municipio. Respecto al funcionamiento del cuatripartito, creo que ha faltado visión global y trabajo en equipo. Hay muy mala relación entre concejales con áreas interrelacionadas, y esto no es tanto una cuestión de la relación personal de cada uno, sino del liderazgo que el alcalde juega en ese equipo.

¿Cómo destacarías que han sido estos últimos cuatros años del actual alcalde, y su equipo de Gobierno?
Los últimos cuatros años del equipo de gobierno los valoro moderadamente positivos para la ciudad. Tenemos algunos departamentos que han funcionado bien y que han situado a Sagunto como una ciudad referente, hablo de Turismo, Deportes, Juventud, y también valoro los avances que se han hecho en Cultura. Pero en otras cuestiones soy más crítico, he echado en falta una mayor planificación del municipio, coordinación entre áreas, etc. Respecto del alcalde creo que ha sido demasiado impulsivo y personalista, y ello ha lastrado la tarea del resto del Gobierno, ha aumentado la tensión con la oposición y en general ha sido negativo para la ciudad. Una parte importante de nuestro proyecto para la ciudad es que haya un gobierno local más coordinado y accesible, un gobierno que hable más de los problemas de la ciudadanía y menos de los problemas de alcaldía.

Crees que tiene igual trato político el núcleo del Puerto que el núcleo de Sagunto. ¿Cómo sería posible unir a la ciudadanía? ¿Eso sería posible?
Creo que lo mejor es tratar este tema con mucha racionalidad y sentido común, e intentar quitar sentimientos pasionales que no nos llevan a ningún lado. En este sentido, si el núcleo porteño tiene más habitantes, al Gobierno municipal no deberían dolerle las prendas por trasladar más servicios al Puerto. De la misma forma, a nadie debería extrañarle que se hagan determinadas inversiones en el núcleo de Sagunto, como pueden ser actuaciones en patrimonio histórico, por ejemplo. No se trata de hacer todo al 50%, sino de asegurarnos de que todos los ciudadanos del municipio cuentan con los mismos servicios y de la misma calidad, y que las grandes inversiones se deciden atendiendo a un sentido global de la ciudad. Estoy seguro de que si aplicamos esta filosofía, pensando en todas las personas sin distinguir el núcleo en el que viven, conseguiremos unirnos alrededor de un mismo concepto de ciudad.

Si ganaras, ¿con quién pactarías? Porque en Sagunto las mayorías son imposibles…
No tiene sentido hablar de pactos cuando aún no se han repartido las cartas. Yo aspiro a ganar las elecciones para poder aplicar el proyecto de transformación en el que creo. Es evidente que el PSOE tiene más afinidad por los partidos progresistas, pero nosotros llevaremos a cabo una negociación basada en ideas y proyectos. Estoy seguro de que en muchos temas podremos conseguir amplios consensos para temas estratégicos de la ciudad.

Cual sería un proyecto estrella para Sagunto y Puerto, o cuáles serían los proyectos que te gustaría presentar para esta ciudad como tuyos.
Desde la Generalitat Valenciana, que lidera el President Ximo Puig, los socialistas estamos apostando fuertemente por Parc Sagunt y desde el ayuntamiento seguiremos apoyando esta propuesta de futuro para que sea un motor de creación de empleo y prosperidad para Sagunto y la comarca. Además quiero que toda la ciudadanía vea en el ayuntamiento un apoyo, una institución que no deja a nadie atrás. Hablo de políticas que nos ayuden a los jóvenes a desarrollar nuestro potencial, de actuaciones encaminadas a mejorar la competitividad de nuestro comercio local, de una red asistencial fuerte de ayuda a nuestros mayores o personas con diversidad funcional. En definitiva, necesitamos una ciudad con políticas públicas de calidad. Además hay algunas cuestiones algo olvidadas en la última legislatura que tenemos que abordar, tales como la problemática de la vivienda o la falta de movilidad y accesibilidad en nuestra ciudad, sin olvidarme de temas que percibimos de gran preocupación para los vecinos y que detectamos que no se están afrontando correctamente, como son la falta de limpieza, iluminación y seguridad en nuestras calles. Las pequeñas cosas son vitales para hacer una gran ciudad.

Hablemos de contaminación, ecologistas, puestos de trabajo, ¿Qué opinión tiene acerca de esa “supuesta” contaminación que hablan algunos, de nuestras empresas? Y qué opina del caso concreto de Lafarge y todo lo que rodean estos 4 años de legislatura, donde se ha ejercido una presión muy grande sobre ésta empresa. ¿Cuál sería su deseo?
Al respecto de este tema siempre he mantenido la misma postura, desde el ayuntamiento hay que exigir a la Conselleria que se hagan todos los controles pertinentes, y a partir de los resultados, todas las empresas que se detecte que están emitiendo unos niveles más altos de lo permitido se deberán adaptar a las exigencias de la ley. No hay que crear alarma social sin datos. Lo que hay que hacer es tomarse el asunto en serio y exigir esas mediciones de forma inmediata para poder actuar si se detecta cualquier anomalía. Con el tema Lafarge, es imprescindible que tengamos en mente que nuestras decisiones ponen en una situación de tensión e incertidumbre a los trabajadores. Abogamos por la protección del paraje de Romeu, que estoy seguro se aprobará próximamente, y por controlar la contaminación proveniente de la fábrica, pero desde el Partido Socialista queremos trasladar un mensaje de tranquilidad a los trabajadores. Mi compromiso de diálogo y trabajo para conseguir acuerdos estará sobre la mesa desde el primer minuto de la legislatura. No podemos dejar a nadie atrás.

¿Quieres añadir algo más?
Gracias por darme la oportunidad de hablar en vuestro medio, y poder decirle a la ciudadanía que me gustaría sumar a mi proyecto a la mayor cantidad de vecinos y vecinas. Llevo meses reuniéndome con diversas entidades y asociaciones de la ciudad, pero también quiero escuchar al ciudadano de a pie, por ello estoy abierto a recibir sugerencias, preguntas, opiniones, etc. a través de web www.darioml.es o en mi número de teléfono 685 638 714. Muchas gracias.

 

César Martínez