Guillermo Sampedro es el actual concejal de juventud, cooperación, comunicación y actividades del Ayuntamiento de Sagunto en la actual legislatura. Una legislatura que está a punto de acabar, se cumplen cuatro años – como pasa el tiempo-, donde Sagunto comenzó una nueva andadura política tras años de gobierno del Partido Popular- .
La Izquierda se unía, y mediante pactos electorales conseguían gobernar éste consistorio entre tres partidos políticos, después se uniría un cuarto, el PSOE. Muchos no apostaban nada por este acuerdo entre estos partidos de izquierdas, pero se cumplen 4 años prácticamente y es momento de hacer balance, han aguantado.
Para comenzar nuestro repaso y conocer los candidatos a las próximas elecciones autonómicas y locales del 26 de mayo, – y quizá nacionales- nos paramos en el candidato a la alcaldía por parte de IU, Guillermo Sampedro.

Guillermo Sampedro, ¿cuál sería el balance de estos 4 años de un Gobierno de Izquierdas? ¿Satisfecho con el trabajo realizado?
Creo que podemos hablar de legislatura de éxito moderado, pero hay que seguir trabajando para consolidar todo lo hecho y lo planeado. Se han hecho las cosas bien y tenemos la base perfecta para redondear un ciclo de ocho años que va a ser histórico para la ciudad. Hemos dejado una ciudad mejor que nos la encontramos y las cifras nos dan la razón; casi 7.000 parados y paradas en 2015 y 4.700 ahora, volviendo a los números de 2008, con un Parc Sagunt que ha pasado de ser un solar a estar lleno, creando empleo público, garantizando los servicios básicos a la gente y recuperando servicios privatizados. De todas formas, nunca se puede estar satisfecho del todo porque hay cosas que no han salido y problemas que están pendientes de solucionar y que esperamos resolverlos en los próximos cuatro años.

¿Se puede hablar de una buena gestión cuando se ha aumentado la deuda en 27 millones de euros y se dice que solo se ha realizado un 20% de lo que había que hacer?
Ese dato no es correcto. Lo cierto es que la deuda del Ayuntamiento ha aumentado en unos 10 millones. Estaba en 24 millones en el 2015 y ahora está en 34 millones. El nivel de endeudamiento de este Ayuntamiento es del 53%, un nivel más que aceptable con unas cuentas más que saneadas que nos permitían endeudarnos para poder aumentar las inversiones, la plantilla o los servicios municipales, y lo hemos hecho. Un ayuntamiento funciona como una familia, para hacer cosas hay que endeudarse. Otra cosa es que a esa familia le toque la lotería, que es lo que pasó al anterior gobierno, que se encontró con los 12 millones del canon del agua, los 11 millones del Plan E (o Plan Zapatero) y los 13’3 millones del Plan Confianza (Plan Camps), una lluvia de más de 36 millones que malgastaron entre el PP y su socio de gobierno, SP. Nosotros no hemos tenido esa suerte y hemos tenido que echar mano de recursos propios y de préstamos. En cuanto al 20%, supongo que se refiere al 20% del capítulo de Inversiones, pero tampoco es correcto. El grado de cumplimiento de las inversiones supera el 60%, aunque bien es cierto que lo que nos gustaría es que se hicieran todas las inversiones y proyectos que se presupuestan.

¿Ha sido fácil gobernar entre cuatro partidos políticos?
No es fácil gobernar un partido solo, así que cuatro, más difícil aún. De todas formas, hemos sido capaces de mantener un pacto de izquierdas que ha sido muy favorable para la ciudad y, sobre todo, para las personas, con responsabilidad y generosidad, con firmeza y desde la diversidad de los cuatro partidos, pero también marcando criterio propio desde Esquerra Unida en muchos aspectos.

¿Cree que la ciudad con sus dos núcleos ha experimentado algún cambio?
Muchos cambios y muy positivos, con una mejor situación económica y mejores cifras, por ejemplo, de desempleo, que es lo que le importa a la gente. También con más y mejores servicios públicos y con proyectos que ya están iniciados y que afectan a los dos núcleos, como el nuevo instituto para el Puerto o la nueva Casa de la Juventud para Sagunto.

¿Que es lo que realmente hubiera querido hacer y por presupuesto o por tiempo no ha podido?
Muchísimas cosas y proyectos que vamos a intentar acabar en esta próxima legislatura para redondear un ciclo de ocho años que va a ser histórico para la ciudad. Por ejemplo, el patrimonio industrial, abriendo la Nave de Talleres y el Museo Industrial o rehabilitando el Casino, con unas obras que empezarán este año. También tenemos en mente una serie de retos que incorporaremos a nuestro programa electoral y que tenemos intención de potenciar, como la creación de un parque público de vivienda o un gran parque urbano en el delta del Palancia.

A su socio de Gobierno y actual alcalde, Quico Fernández, se le ha criticado especialmente desde la oposición y redes sociales, por su discriminación hacia el Puerto de Sagunto, ¿cuál es su opinión en la actualidad?
Este municipio es una ciudad compleja, con muchísima susceptibilidad en lo territorial y casi siempre basada en la percepción de lo visible y más cercano. La verdad es que el equipo de gobierno tiene una visión global del municipio. En las delegaciones de EU, por ejemplo Juventud, la gran mayoría de la programación se ha hecho en el Puerto porque el Casal Jove está allí. Ahora hemos intentado resolver esta situación comprando el edificio de la ONCE de Sagunto para hacer otro centro juvenil en este núcleo, que nos lo reclamaba la gente joven de esta ciudad. Yo soy del Puerto y mi percepción es que el Puerto ocupa un papel protagonista en la política municipal y comarcal. Por tanto, tenemos que tener una mirada global y dejar que las necesidades marquen nuestras prioridades, no el criterio de que se invierte más en un núcleo que en otro.

Hablemos de empleo, Es miembro de la comisión especial de Lafarge, ¿A Izquierda Unida que es lo que le gustaría que ocurriera con Lafarge? Sea claro.
Nuestra postura con respecto a Lafarge está clarísima y nos hemos quedado solos defendiéndola. Siempre hemos dicho lo mismo, que apostamos por el mantenimiento de los puestos de trabajo y la continuidad de la cantera de Salt del Llop en el perímetro actual de extracción. Y también reclamamos la protección del paraje natural de la montaña Romeu así como la protección del Piñal para que no se abra una nueva cantera aquí. Y, por supuesto, que no se quemen residuos tóxicos y peligrosos, algo que le hemos exigido a Conselleria, que ahora hace oídos sordos. La cementera tiene que dedicarse a hacer cemento, no a quemar residuos.

¿Con que idea fundamental se presenta a unas nuevas elecciones como candidato a la alcaldía? Por cierto, con discrepancias internas de veteranos del partido, que piensan que se ha olvidado de gobernar para los de aquí.¿ qué opinión tiene sobre ésta cuestión?
Creo que en este momento es muy importante mantener un gobierno de izquierdas para no poner en riesgo todo lo que se ha conseguido en esta legislatura. Estamos a punto de cerrar un ciclo histórico que empezó con el cierre de la siderurgia, se ha conseguido dar la vuelta a la situación, pasando de la reconversión industrial a una reinversión industrial. Estamos en un momento clave que requiere cierta continuidad para no poner en peligro la faena hecha ni las inversiones que están en marcha, con un modelo de ciudad de 75.000 habitantes que este gobierno ha trabajado, entendido y explicado, incluso internacionalmente.
Me presento como la garantía de que todo lo que hemos empezado se va a materializar. Y por supuesto, me presento como la persona que puede garantizar que un pueblo de tradición de izquierda social sigue teniendo políticas valientes, creativas y de izquierda moderna en un momento en que la oscuridad política se cierne sobre nuestras cabezas. Sagunto debe ser un referente de la izquierda de las soluciones, la izquierda creativa e intrepida, la izquierda sin complejos que se dedica a gestionar y dar soluciones.
En cuanto a discrepancias internas, somos una organización diversa y plural, y eso es positivo. Pero lo cierto es que nuestra candidatura contaba con el 70% de avales de la militancia. Además, las críticas han venido de una persona que lleva afiliada al partido tres años; los veteranos del partido siempre han apoyado la labor del grupo municipal y, de hecho, forman parte de nuestra lista, gente como Ginés Zaplana, Martín Becerra o Florentín Martín, un orgullo que referentes históricos de la lucha obrera de nuestra ciudad y del sindicalismo de clase estén presentes en esta candidatura.

Paco Gómez, César Martinez