Desde el corazón de un profesor: Sergio Gómez

//Desde el corazón de un profesor: Sergio Gómez

Desde el corazón de un profesor: Sergio Gómez

¿Qué hay en el corazón de un profesor?

 Sergio Gómez García nacido en Puerto de Sagunto en el año 1976. Alumno del colegio de Begoña y del Instituto Camp de Morvedre, licenciado en Filosofía por la Universidad Valencia y profesor en un IES de Zaragoza. Ha publicado tres libros de poesía hasta la fecha: 60 gramos, Un piano silencioso y su última obra, Error de la luz.

 

¿Cuál ha sido su trayectoria como profesor y cómo ha evolucionado hasta ahora?

Durante estos años las modas en educación han ido cambiando. A los docentes nos han preocupado y ocupado distintos temas, nos han servido las autoridades políticas y pedagógicas distintas soluciones también. Todas ellas eran la definitiva. Hemos pasado por la cuestión de la convivencia y sus múltiples remedios, por la enseñanza en competencias, por el uso de las tecnologías de la información, por los estándares de aprendizaje y, últimamente, por la innovación con los aprendizajes cooperativos o por proyectos, además de la aversión a los deberes y a lo memorístico. Como te puedes imaginar nada de esto ha sustituido el momento de presentarse ante los alumnos con lo que uno es y sabe, incluso alguna de las cosas que antes nombraba han sido un estorbo más que una solución. La clave para mí es conocer los distintos recursos que se nos ofrecen para analizarlos y experimentar con ellos. En mi trabajo cambio cada año algo en los contenidos o la metodología, anoto qué ha funcionado bien y qué ha funcionado mal de ese cambio y así voy tomando decisiones. Se trata de coger lo bueno de cada propuesta, no hay que pensar que existe aquella que agota todas las posibilidades de la difícil tarea de la docencia.

 

Usted que ha vivido en Teruel, Calatayud, Caspe y actualmente en Zaragoza díganos en qué se asemeja y en qué se diferencia la región de Aragón y la región Valenciana. ¿Somos como dice ZP una nación de naciones?

El problema de la identidad es muy complejo. Tiene la vertiente individual, cada hombre es una mezcla de sus orígenes, raíces, antepasados, vivencias, viajes, lecturas, relaciones, decisiones tomadas, etc… Todos somos mestizos si nos miramos bien, nos relacionamos con y venimos de distintas culturas, sobre todo en este mundo globalizado. Es muy difícil poder aglutinar todas esas diferencias en un concepto nación o región. Así que por ese lado, me cuesta contestar a tu pregunta. Sin embargo, la identidad también tiene esa vertiente colectiva de la que hablas. Me gustaría que existiera una idea de grupo que venga de la philia, de la amistad, y suponga el respeto a los demás, a los derechos de todos y a la ley aprobada democráticamente, aunque ésta pueda ser revisada constantemente. Hay que tener cuidado con las identidades que se construyen desde el odio y se sustentan en el enfrentamiento hacia el otro. Esto es lo que está pasando últimamente, si es que no ha pasado siempre, con el agravante de que, precisamente los partidos que apelan a la identidad, con más o menos rayas rojas y amarillas en sus pulseras o camisetas, lo hacen desde el poco respeto a los demás, a los derechos y a la ley. Luego están los que utilizan las identidades de manera partidista y juegan con fuego. Para mí la patria es un desierto dentro de los ojos, donde arde precisamente esa hoguera.

 

Además de su actividad como profesor ha publicado tres libros de poesía ¿Por qué presentó el primero a un concurso dándose así a conocer?

Efectivamente he publicado dos libros y una plaquette, es decir, un libro corto. Con el primer libro gané el concurso de la Delegación del Gobierno de Aragón que estaba dotado con un premio económico y la publicación. Sin ese premio estoy seguro de que no hubiera seguido escribiendo, o al menos no hubiera intentado publicar. Era, además, el primero al que me presentaba. Hay una diferencia abismal entre la escritura íntima frente al ordenador y en soledad y la publicación de un libro, ver tus ideas materializadas en un objeto y darlas a conocer. Quería ver si era capaz de dar ese salto para completar el trabajo. Quería que mis poemas, que podían haber quedado en un instrumento privado para mi uso, pasaran un filtro. Sin ese filtro, el de un jurado o el de un editor, yo no soy capaz de determinar si merece la pena que otros lean mis poemas.

 

Un profesor que trata cada año con más 250 alumnos qué nos podría decir de esta juventud.

Cuando me siento mayor tengo la tentación, como todo el mundo, de postular alguna sentencia sobre la juventud. Me parece injusto. Precisamente porque trato con más de 250 alumnos cada año veo que lo importante son las diferencias individuales entre ellos. En cualquier caso, los jóvenes viven en el lugar que les dejan los adultos, se adaptan a él y hacen con él lo que pueden. La pregunta no es cómo están los jóvenes si no cómo estamos los adultos, qué mundo estamos dejando. Desde luego, no son adolescentes los que inician las guerras ni los que están procesados o incluso condenados por corrupción en los tribunales. Recordemos que cuando éramos niños pensábamos que de mayores encontraríamos un mundo lleno de adultos que sabrían qué hacer y cómo hacerlo y nosotros formaríamos parte de ese mundo bien hecho. Seguro que en esto todos nos hemos desilusionado un tanto al crecer, los adultos solo somos niños más altos y bastante más peligrosos. No olvidemos, además, que es un niño quien señala el vestido invisible del emperador, nos muestra su desnudez.

 

En casa se educa y en la escuela se enseña, estos conceptos no son complementarios sino que deberían estar más unidos, ¿en qué falla nuestra enseñanza?

Tenemos una visión catastrófica de nuestra educación, quizá propiciada por un mensaje que se repite constantemente y que puede tener una intención económica para beneficiar al sector privado frente al público. Yo voy a aprovechar para decir todo lo contrario a ese mensaje. Nuestra educación y nuestra sanidad son de las mejores cosas que tenemos en este país, son y han sido claves para su modernización y su sostenimiento. Hace 50 años en España solo un 30% de la población tenía estudios de secundaria, en la actualidad nos movemos por el 70% y cada año sale con ese título cerca del 80% de los alumnos que comenzaron la ESO, por lo que el porcentaje de graduados a nivel de todo el país sigue aumentando. Esto supone un verdadero hito y una conquista social. En Alemania el 90% de la población tiene estos estudios en la actualidad pero hace 50 años ya eran el 70%. Esto me hace pensar que en el fracaso escolar tienen gran importancia, además de lo pedagógico, los factores sociales como la importancia que se le da al estudio en las familias, el nivel cultural, la tradición o el tipo de mano de obra que se requiere en el mercado de trabajo.

Por otra parte, seguro que hay cosas a mejorar en la enseñanza pero piensa que formamos científicos de nivel mundial que se tienen que ir a otros países a investigar, ingenieros que cogen las maletas para marcharse a Alemania, enfermeros que son requeridos en países como Inglaterra., etc…Algo falla pero el fallo es mucho más complejo que lo que nos cuentan. No se puede echar la culpa a la educación de todo lo que sucede, ni es tampoco el único remedio para todo. No creo que Bárcenas hubiera actuado de manera distinta si hubiera tenido la asignatura de Ética o de Educación para la Ciudadanía. Me pregunto si éstas pueden hacer que haya menos Bárcenas en el mundo. Desde luego, ellas solas no.

 

Dicen que al mundo sólo lo mueven los poetas y los locos, quizás se olvidaron de los filósofos.

O los filósofos se olvidaron del mundo, también puede ser.

 

César Martínez

By | 2018-11-28T14:31:17+00:00 noviembre 28th, 2018|Categories: Educación|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.