Historias de la fábrica: Políticos, Policía y la lucha de todo un pueblo.

//Historias de la fábrica: Políticos, Policía y la lucha de todo un pueblo.

Historias de la fábrica: Políticos, Policía y la lucha de todo un pueblo.

De los 14 meses de incansable pelea contra el cierre de AHM. Me gustaría destacar dos acontecimientos importantes que viví activamente porque en ambos había sacado entrada de primera fila.  Eran las elecciones municipales y autonómicas del 8 de mayo de 1983 y en la tarde de 27 de abril el PSOE había preparado un mitin en el desaparecido Cine Oma. Venia él señor Juan Lerma Blasco, presidente de los valencianos.

Desde mi opinión personal el presidente de todos los valencianos se había plegado a los deseos del gobierno de su partido de cerrar esta siderúrgica, sin haber levantado ni una sola vez la voz en defensa de la industria valenciana. Y ahora venía a vendernos no se qué para obtener nuestro voto.

Haciendo un inciso, ahora que lo veo con su pelo blanco en el Congreso, me doy cuenta que es una persona de mi edad. Lleva 35 años viviendo muy bien de la política, parece ser que esta da para mucho, haciendo lo contrario de lo que dicta la vergüenza, siempre claro desde mi visión personal.

Llegaba rodeado de destacados socialistas entre ellos Rafael Blasco, cuya trayectoria política  lo llevo a cambiar para estar siempre con el poder, y gobernando con el Partido Popular está en la cárcel por ladrón. Pero no hay que alarmarse esto solo es una enfermedad, que se contagia por vía oral, que se da solo en una clase de personas, y que no tiene ningún tratamiento.

Estuvo el señor presidente arropado por unas dos mil personas que nos quedamos en la puerta porque pensamos que esto más que un mitin era una provocación. Rodeamos el edificio del cine, por la Avenida Nueve de Octubre por la paralela calle de la Libertad y por la travesía del Fornas.

Cuando se vio que llegaba andando por la cera, poco a poco la gente se le fue acercando, yo le hubiera hecho unas cuantas preguntas, pero alguno tenía la intención de acariciarle la cara, uno de los escoltas del secretario general del PSOE saco su arma e hizo varios disparos al aire, y el estruendo de las detonaciones sobresalto e inquieto a los que estábamos a su alrededor, un momento que aprovechó para acceder al interior.

El mitin tenía dentro entre prensa y seguidores a unas 200 personas, tuvo que ser suspendido, pasaron unas horas era ya noche cerrada cuando la intervención de la policía tirando pelotas de goma y botes de humo hizo que pudiera salir el Presidente por una de las puertas laterales de la calle de la Libertad, la más próxima al escenario. Esta no fue la primera vez que intervino en el núcleo Porteño la Policía durante la bautizada por la prensa “Batalla de Sagunto” y desde luego no fue la última.

En diciembre de aquel mismo año 1983 un compañero, Manuel Tárraga, sufrió un disparo de pistola cuando se estaban haciendo cortes en la Carretera Nacional y en la autopista. Se corrió la noticia, y el pueblo se fue concentrando ante la comisaria en una manifestación de repulsa por lo acaecido, el ambiente se fue caldeando por momentos, unos cuantos fueron a volcar un coche de los que había en la puerta, al hacerlo sobre el depósito la gasolina esta corrió por el asfalto y se prendió fuego.

La comisaria se convirtió en una auténtica ratonera para los que se hallaban en su interior, que sintieron miedo y temieron por sus vidas viendo cómo ardían los coches sin poder evitar que la densa columna de humo entrara dentro. La mediación de las personas más representativas sindicalmente impidió que el conflicto cobrara mayor proporción.

Caía la noche cuando llegaron las fuerzas antidisturbios y tomaron el pueblo disparando pelotas de goma y botes de humo. Quizás quisieron hacer una demostración de fuerza.

Un tiempo después mi vecino policía me decía joder Paco que mal lo pasamos.

Un abrazo de Paco Gómez

By | 2018-10-29T20:02:58+00:00 octubre 29th, 2018|Categories: Historias de la fábrica|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.