Los amigos de Paco Gómez: En busca del sueño europeo…

//Los amigos de Paco Gómez: En busca del sueño europeo…

Los amigos de Paco Gómez: En busca del sueño europeo…

Senegal es un estado soberano de África occidental cuya forma de gobierno es la de República semi-presidencialista. Su territorio está organizado en 14 regiones.
Debe su nombre al río Senegal que marca la frontera este y norte del país. Gambia forma un enclave virtual dentro del Senegal siguiendo el río Gambia durante más de 300 km tierra adentro, y las islas de Cabo Verde se encuentran 560 km mar adentro frente a las costas senegalesas.
La población del país se estima en aproximadamente 13 millones de personas. El clima es tropical con dos estaciones, una seca y otra lluviosa. Dakar la capital, se ubica en el punto más occidental del país en la península de Cabo Verde.

Adama Fall que vive en Puerto de Sagunto es un senegalés nacido el 2 febrero 1986 en una región llamada Casamance, pero vivía en una ciudad llamada Saint Louis.
Saint Louis, donde vivía Adama, fue capital del antiguo protectorado africano francés, y ello ha dejado una huella indeleble en la ciudad.

Casamance lugar donde nació, Adama, se halla al sur de Senegal, es una zona extensa de amplia vegetación, a diferencia de la zona norte del país. Se encuentra recorrida casi en su totalidad por el río Casamance, el cual articula y dota de personalidad propia a la zona porque gran parte de la vida está basada en el río. Es una zona tranquila, llena de pequeñas islas y hermosas playas, muy atractivas al turismo convencional. La población mayoritariamente es de la etnia Diola, dividida entre musulmanes, católicos y animistas.
El animista no tiene religión pero obedece a los ídolos. El animismo viene de los orígenes de la humanidad, el hombre no comprendía los mecanismos naturales como el ciclo de la reproducción de las plantas o de los animales. Por no poder explicar estos y otros fenómenos otorgaba un alma a cada objeto, árbol, o ser vivo etc. por ello casi todos los árboles de troncos enormes están llenos de pequeños altares dedicados a los antepasados, a las fuerzas de la naturaleza, a los espíritus y por ello hay fetiches, valvas marinas, raíces, cuernos, huesos y grabados esotéricos.
Para comprender mejor a este país no podemos olvidar la pequeña isla de Goree, uno de los muchos puntos desde donde se embarcaban a los esclavos africanos hacia América. Es ahora paradójicamente uno de los puntos más plácidos y serenos de Senegal. Es obligada la visita a la Casa de los Esclavos, centro donde se hacinaban a la espera de ser embarcados para el nuevo mundo.
Adama, tiene cuatro hermanos, un varón que está en Málaga y tres hermanas en Senegal, su padre falleció cuando él tenía 16 años. Nunca fue al colegio, porque esto no tenía importancia, de hecho su madre nunca le dejó ir al colegio aunque él quería ir porque iban sus amigos, su madre que ahora va al colegio entonces no quería que fuera él.

En busca de una mejor vida…. destino SAGUNTO

Adama estaba bien en su país, trabajaba en la pesca con su tío. Pero las imágenes de la televisión le dan a entender que en Europa se vive mejor, es un sueño que tiene desde muy temprana edad, piensa que si viene aquí después de unos años tendrá mucho dinero en el banco. Piensa que a él le gustará Europa, llegar, es empezar a tener dinero rápido, coches, casa y todo lo demás. Un sueño tan extendido que 102 hombres y mujeres, amigos y personas conocidas que lo tienen, compran una barca o cayuco y se embarcan con destino a Europa, llegando después de unos días a las Islas Canarias.
A nuestro protagonista y a sus compañeros lo recogen en la isla de la Gomera, y a la mañana siguiente los llevan a la isla de Tenerife. Aquí están 26 días, hasta que un día los suben en un avión y los llevan a Madrid, durante 10 días está en un hotel.

Él dice que tiene un amigo en Sagunto y que quiere venir aquí por ello le sacan un billete de tren y le dan 30€.

Llega a Sagunto y busca a su amigo senegalés, este está siete meses en España y no tiene papeles ni conoce el idioma y claro sólo puede acogerlo en donde está él, “la Casa Grande”, un centro para inmigrantes que es donde vive con otros muchos.
La Casa Nueva: Llamada por Adama Casa Grande es una edificación que nació como un proyecto solidario para integrar a los cientos de extranjeros que viajan por toda España en busca de empleo temporal, y que antaño se refugiaban en una nave abandonada a las afueras del municipio en condiciones infrahumanas.
Parece ser que María Fuertes, una vecina de Valencia que estuvo conviviendo durante varios días con ellos alzó la voz de alarma sobre esta preocupante situación ya que las ratas, los malos olores y las condiciones de insalubridad en la que se encontraba el lugar, llamaron incluso la atención de la Conselleria de Sanidad.

Para entonces, tres asociaciones locales habían empezado a trabajar activamente por dignificar la vida de estos trabajadores. Tras una inspección de sanidad se produjo una limpieza de la nave, dirigida desde el ayuntamiento de Sagunto.
El empresario local José Juan Sánchez anunció la cesión de unos terrenos para que se les pudiera dar una garantía de asilo a las cientos de personas que se hacinaban en la antigua nave de la carretera de Sagunto. Tres entidades, y muchas manos amigas se pusieron al frente de un proyecto que hoy por hoy todo el mundo conoce como Casa Nueva.

Adama sabe cuándo viene a España que viene sin trabajo, y no tiene papeles para poder trabajar. Pero lo que no sabe es que va a tardar tres años como mínimo para obtenerlos, por tanto durante ese tiempo no tendrá un trabajo legal.

¿De qué has vivido?

Pues trabajando sin papeles en el campo, no te pagan bien pero bueno se puede vivir así “aguantamos, y aguantamos”.

En sus horas de soledad piensa en su fuero interior sin trabajo es muy difícil, muy difícil. Pero no se arrepiente porque si lo hace tiene que volver a su tierra. Tiene algunos amigos que no pueden más y se vuelven, pero él aguanta tiene que aguantar porque cuando tenga papeles las cosas pueden ser mejor. Aquellos sueños de Europa se van desvaneciendo con la cruda realidad.
Me cuenta Adama que las actitudes le tiran para atrás, porque se siente excluido, todo es diferente otras costumbres, no entiende nada, piensa que no gusta por su color, no a todos, pero ve rechazo solamente por su color.
En su país es diferente hay blancos y negros, la gente no se fija da igual. Aquí, dice Adama, cuando entras en un sitio todos te miran, cuando vas por la calle con una española todos te miran, no porque eres un extraño es porque te rechazan, la mirada lo dice todo.
En mi país no hay problemas no hay guerra, hay democracia “lo que falta es trabajo y dinero”.

La pesca artesanal es la actividad más importante de Senegal. Da empleo a 600 mil personas. Tras la avalancha de grandes barcos extranjeros, ya casi no queda nada que pescar. De seguir así en 15 años puede agotarse la pesca en África. En Senegal el pescado es la principal fuente de proteínas y la actividad económica más importante.
Adama, una mañana coge una bici, que alguien le deja y pregunta dónde está el mar, y al ver los barcos entra al muelle, porque entonces dice que no había policía.
Llega y se pone ayudar a Pepe y a Jordi que están reparando las redes.
Dice Adama: “Son muy buenos, ellos me dicen que no puedo trabajar sin papeles”.
Hay que aguantar hasta papeles, pero yo les ayudo, ellos también me ayudan, y así poco a poco”. Todos los días con la bici de Sagunto al muelle de pescadores. Pepe me paga porque les ayudo en tierra y en la caseta reparando y montando redes.
Durante un mes se cierra la Casa Grande para pintar y hacer limpieza, Jordi lo lleva a su casa para que tenga un techo donde poder vivir.
Antonio el marinero que trabaja en la barca se jubila, y Pepe habla con un abogado para que gestione y legalice su estancia en España, esto le cuesta unos dos mil euros, y le hace un contrato de trabajo.

Han pasado cuatro años desde que puso el pie en este país por primera vez. “Mucho tiempo pero bueno no había otra cosa”.
Adama dice: Yo no quiero vivir toda mi vida fuera, quiero volver a mi tierra, no pienso cuantos años puedo estar aquí, si digo cinco igual me paso, lo que pienso es que el día de mañana volveré.
Todo lo que cuento en estas páginas es el resultado de una mañana de sábado en el muelle de pescadores cuando reparaban las redes. Pienso que le será muy difícil a Adama integrarse por qué él no nos mira como iguales, personas con sentimientos y problemas iguales a los suyos, nos ha colocado en un mundo diferente, quizás por su juventud y por qué en su interior dentro de su yo, sólo ve buenos y malos, algo que repite tantas veces.
Adama es una persona desplazada, y le es difícil entrar dentro de esta sociedad, es quizás que se ha sentido mucho tiempo solo y abandonado, luego unos hombres buenos que se dedican al mismo oficio que él le han ayudado.
A Adama le falta quizás ese espíritu de integración, de decir yo soy uno más en diferentes circunstancias. Quizás también su falta de cultura, el que no sepa leer ni escribir le haga más difícil esta integración.
Si un día leemos con interés la descripción de su pueblo no debemos de dejar de recordar que nosotros la raza blanca los convertíamos en esclavos.

Un abrazo de Paco Gómez.

By | 2018-09-07T13:39:04+00:00 septiembre 7th, 2018|Categories: Los amigos de Paco Gómez|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.