Tras agosto llega “la vuelta al cole”, tan temida o más que la cuesta de enero, porque las familias deben hacer un esfuerzo más que extra para que sus hijos, los nuestros, tengan todo lo necesario. No es poco lo que piden, y cada vez menos lo que subvencionan. La educación debe ser el pilar fundamental de un país, es sin duda la educación, la que hace fuerte a un país. Vuelve septiembre, adiós al verano, por cierto, muy caluroso, a veces inaguantable.
Vuelve El Término con más ganas; con más ilusión; con más ímpetu, para escribir, y como siempre, poner en valor lo nuestro; a los nuestros; a todos, sin distinción, porque las personas y no los “personajes”, son los que hacen ciudad… Esos “personajes” ya tienen hueco en otros medios.

Nosotros aquí a lo nuestro.