Ángel Olmos. No a la muerte de un pueblo

//Ángel Olmos. No a la muerte de un pueblo

Ángel Olmos. No a la muerte de un pueblo

Cuando escribí la historia del Ángel Olmos, un capítulo del libro “Voces de la Fábrica” empezaba así: Dicen que los hijos nacen con un pan debajo del brazo, Ángel nació el día 23 abril 1932 pero sin pan, porque ese día, “tiraban” a su padre de la siderúrgica del Puerto Sagunto, que en julio de ese mismo año despidió a los últimos 1.100 trabajadores parando su producción. En la singularidad de la vida, él a los ocho años empezó a trabajar.
Ángel es un trabajador, luchador, tenaz, infatigable y combativo por amor a su pueblo. Tantos medios públicos de la comunidad valenciana se lo han reconocido que ya sobran las palabras. Esta revista que hace poco que ha nacido quiere sumarse a todos estos reconocimientos con este relato, de lo vivido en la lucha obrera de todo un pueblo.

Ángel es un trabajador, luchador, tenaz, infatigable y combativo por amor a su pueblo. Tantos medios públicos de la comunidad valenciana se lo han reconocido que ya sobran las palabras. Esta revista que hace poco que ha nacido quiere sumarse a todos estos reconocimientos con este relato, de lo vivido en la lucha obrera de todo un pueblo.

¿Cómo lleva Ángel sus 86 años recién cumplidos?
“Bien…bueno… Todas las mañanas junto con mi mujer ando un par de horas por el paseo marítimo de nuestro querido pueblo, y un día a la semana hago en bicicleta entre 40 o 50 km, con un grupo de compañeros y amigos, todos en la misma cuerda de ideas. Donde el más mayor soy yo, por eso será que me llaman “el patriarca” y además, creo que porque tengo un defecto, siempre tengo una opinión para todo, desde el año 2000 una opinión de jubilado”.

¿Quién fue Ángel Olmos?
“Fui uno de los fundadores de Comisiones Obreras en el año 1968. Ahora se han cumplido 50 años, y en este pasado mes de abril en la Universidad Politécnica de Valencia hubo un acto conmemorativo muy bonito, donde prestigiosas personas del mundo empresarial, sindical y catedráticos de la Universidad reconocieron la labor de este sindicato en su lucha por instaurar las libertades de este país. Cosas muy importantes vividas en primera persona, porque además también estuve en el Rat Penat defendiendo los valores valencianos y de nuestra lengua, un recuerdo hermoso”.

¿En qué situación actualmente se encuentran los sindicatos?
“Pienso que actualmente Comisiones Obreras tiene una bajada de nivel, aunque la etapa quizás lo pida, es como comparar la juventud de entonces a la juventud de ahora, diferentes, pero juventud al fin y al cabo, aunque con sus matices. Pero la veo menos implicada social y políticamente, uno de los puntos fundamentales es que es un sindicato sociopolítico. Por tanto, se debe reactivar la vida política y la actividad civil, dentro y fuera de las fábricas, veo falta de actividad, falta de garra.

Me alegré mucho que el día 1 de mayo en la Alameda hubiese un acto en recuerdo de los fallecidos en la fábrica por accidente. Después, fuimos a la manifestación a Valencia. Es fundamental en un sindicato que tuvo que defenderse en su día del interés de los partidos por dirigirlo, les paramos los pies, entonces estaba yo militando en el Partido Comunista, pero lo tenía muy claro, una cosa son las ideas, y otra el sindicalismo, son aspectos que hay que saber separar. Aunque no es fácil, se puede.

Los procesos son evolutivos, un sindicato tiene que estar siempre con la sociedad civil, siempre pendiente de las necesidades tanto en sanidad, educación, ecología, cualquier actividad con conceptos y valoraciones difíciles que hay que practicarlo. Ha habido personas que han hablado mucho pero no se han mojado nunca”.

La Lucha de un pueblo Obrero fue elogiable y digna.
“Ya me pasó aquella época sentimental de ver cómo caían las chimeneas. Lo pasé muy mal cuando se terminó la gran pelea. La lucha obrera de este pueblo es para resaltar en los anales de la historia. Alguna vez lo reconocerán, porque sigue estando silenciada a pesar de los años transcurridos, “fue elogiable y digna” con una gran capacidad de movilización de la sociedad civil con los sindicatos. Fui el portavoz de aquella coordinadora que se formó entre el pueblo y los sindicatos, donde había que medir muchos los terrenos. Recuerdo cuando fui un día dando un paseo hacia los terrenos de la fábrica, en un segundo tuve la imagen de vida y un segundo después estaba todo caído, me saltaron las lágrimas, me emociono recordándolo, pero al final…
Hace un año que perdí una hija, y es muy duro, y vas pasando ese dolor que está ahí, y cada semana en el comedor debajo de su foto le ponemos un ramo de flores, es duro… pero es que al final el ser humano tiene la virtud de ir recuperándose, si no el mundo se hubiera terminado hace siglos.

La fábrica estaba muy dentro del pueblo, muy dentro de nuestras entrañas, era nuestra fábrica, había nacido con el pueblo, y, afortunadamente creíamos que con el cierre era “La muerte de un pueblo”. Porque no había tanta industria para darle vida a este pueblo, después de esto, menos mal que pudimos darle impulso a laminación en frío, con Galmed, Solmed un nuevo electro cincado y el muelle, gracias a Alberto Martínez, Simón Montolío y otros, cambiamos el modelo de muelle convirtiéndolo en un puerto comercial y público, que antes era privado de productos siderúrgicos.

Siempre he estado metido en todo, por eso cuando oigo conversaciones que son injustas, es muy fácil criticar, muy fácil destruir. Estuve en la elaboración del Plan Estratégico de esta comarca después del cierre de la fabrica estructural, fue un logro, una victoria, donde participaron todo tipo de colectivos, asociaciones, sindicatos y partidos políticos. Se aprobó por unanimidad, pero al Ayuntamiento le faltó capacidad o voluntad política, era un medio para desarrollar esta comarca. Primero había que preparar la infraestructura, unas oficinas de gestión, había que tener unos medios para la industrialización, pero claro había que invertir, se hizo el polígono Sepes pero luego había que lanzarlo. Es quizás injusto el precio de los terrenos de la IV planta que se expropiaron por decreto ley a un precio ínfimo”

¿Por qué no se instalan aquí las industrias?
“Una cosa es hablar con el sentimiento y otra hablar con el conocimiento –quizás está sobrevalorado el precio del metro cuadrado-, aunque todo no depende del Ayuntamiento, depende de muchos factores, aquí hay muy buenas comunicaciones, algo falla.

La herencia de este país es la burocracia. ¿Qué pasa con los terrenos del Malecón de la Menera? Eso lo podía haber tenido regalado el Ayuntamiento si en su día hubiera actuado. Me contaban que si hubiéramos estado de acuerdo con el cierre de la fábrica todos los terrenos de la Gerencia y demás se hubieran dado gratis al pueblo. Estuvimos en patrimonio de Valencia a Madrid y no hubo manera de arrancar nada. Esto iba a ser la Ciudad de las Artes Escénicas y, ¿dónde está?

Recuerdo que estaba de Alcalde Manuel Girona, y empujamos todo lo que pudimos con el plan estratégico, conseguimos de la Comunidad Europea 500 millones de pesetas para facilitar la instalación de industrias, y el dinero se lo llevó Rita Barbera, y 40 millones que se gastaron en la rehabilitación de la iglesia de Begoña. Pero entonces lo repito, no hubo capacidad o voluntad de impulsar aquí la industria. El problema no es de siglas, es de voluntad y capacidad.
Los políticos que tenemos, los hemos elegido, no nos engañemos. El problema es que ya lo dice una frase muy vieja “De esos polvos tenemos estos lodos”.

Este país viene de un proceso donde no hubo ruptura, y no me refiero a ir matando a la gente por la calle, se debieron limpiar las instituciones que aun eran totalmente franquistas, y lo digo como suena, porque éstas se quedaron integradas, y había que cambiarlas, no encerrándoles sino quitándoles el poder.

Las cosas no siempre son como tú quieres que sean, aunque estés en contra, nosotros perdimos con la entrada del gobierno socialista un gran poder adquisitivo, las reformas no fueron beneficiosas para la clase obrera.

El proceso es muy largo porque viene de la ley de Convenios Colectivos del año 1958, que no fue por casualidad, fue porque a España le interesa entrar en el Mercado Común y lo intentó, y los trabajadores empezamos a movernos, porque hasta entonces los salarios venían impuestos por decreto ley. Estábamos en esa fecha cobrando 426 pesetas a la semana y pasamos en el año 1961 a las 3000 pesetas al mes. El primer convenio de España se firmó en Sagunto. Las cosas no vienen por casualidad, el sueldo, como todo, se fabrica trabajándolo.

El precio que tuvo que pagar España para entrar en la Comunidad Europea fue el cierre y la destrucción de parte de nuestra industria. ¡Era un precio muy alto!…¿Pero hacia donde se dirigía España?, hacia África, hacia Latinoamérica. Teníamos también necesidades de libertad sin perder de vista de dónde veníamos, de una posguerra, de una dictadura.
Ahora tratan de darle un ajuste al euro, todo el mundo aporta, pero ¿quién dirige?, Alemania la más fuerte, porque tiene el poder económico, y nosotros cuando queríamos entrar no éramos nadie y así entramos, no teníamos organización, ni capacidad industrial, ni económica, y esta reconversión la habría hecho igual un partido de derechas. Este gobierno también tuvo a la clase obrera en frente, aunque se diga en este pueblo que al final Comisiones Obreras nos traicionó -eso no es cierto- yo estuve totalmente en contra del cierre.

La movida que se hizo en Sagunto es histórica lo digo y lo repito, pero qué ocurre, que por arriba la Federación del Metal de Comisiones y de UGT pactaron con el gobierno cerrar.
Lo que vale es lo que deciden los trabajadores, aunque sin la estructura de los sindicatos era muy difícil, no hubiéramos aguantado 18 meses. Demos todas las vueltas que queramos, hubo una votación y votamos cerrar, yo fui de los que dijo no. Si el gobierno quiere cerrar que cierre pero no cerremos nosotros.

Quizás este gobierno no tenía ni idea de lo que estaba haciendo, porque después siguió invirtiendo en Bilbao para cerrar posteriormente. Pero también la derecha lleva gobernando algunos años en España y qué han hecho. Al final fueron los trabajadores los que votamos, y yo te diría que algunos después se arrepintieron. El resultado fue muy claro, 2157 dijeron sí al preacuerdo de cierre pactado, 1.033 no, 92 en blanco y 12 abstenciones. Este es el juego democrático nos guste o no nos guste, y ojo con el anarquismo, yo podía hablar mucho de ese tema que ha traído muchas y malas consecuencias a este país, y no soy anti nada.

Cuando la IV Planta hubo un conato del movimiento anarquista, los mayores dijimos que tenía que ser tratada como un departamento más de la fábrica, y los anarquistas querían que aquello fuera un mundo aparte, y muchas personas lo creyeron. Hicieron dimitir a tres enlaces sindicales, y pensé, -que estáis haciendo-, cajas de resistencia y demás, igual la juventud tenía que tomar ejemplo de aquella juventud de laminación en frío. Yo comprendo estas cosas, y siendo presidente de la Unión de Técnicos y Trabajadores, a mí se me vetó, pero si yo no firmaba no había asamblea.

 

Yo fui uno de los que luchó contra el sindicato vertical y luego fui representante de este “manda huevos” traición, no, es aprovechar las circunstancias. Al muelle también pensamos en darle un tratamiento como un departamento más de la fábrica, con convenios colectivos etc. Porque unos hacían muchas horas y otros ninguna. Era todo el egoísmo del ser humano, pero cuando termina tu libertad empieza la mía, si tú trabajas 24 horas yo no puedo trabajar ninguna.
Lo que yo más resaltaría en la lucha obrera de este pueblo, es el comportamiento de las mujeres. Si aguantamos la lucha tanto tiempo fue por ellas. La juventud también se implicó mucho, pero la fuerza moral y ética estuvo en las mujeres. La mujer fue determinante, la mujer decía al marido aguanta, y aguanta. Porque la mujer es partícipe del despido, si su marido iba a la calle o no tiene una jubilación adecuada, la mujer siempre ha sido el sustento y el pilar de la familia, uno de sus cromosomas es defender la familia -que aguantes y que aguantes-

Si al final las asambleas no se meten dentro de la fábrica el referéndum no hubiera salido como salió. El Comité las metió pero presionado por las centrales sindicales a nivel estatal, y así ya empezaron a no tener el terreno adecuado. En la lucha, en aquel proceso de cierre hubo muchos enfrentamientos porque la maduración de las personas no es fácil, yo me equivoqué y tuve que rectificar, eso no son contradicciones, son procesos.
Viendo las cosas desde el tiempo transcurrido la situación que se creó fue una serie de contradicciones de la clase obrera -como puede ser que un obrero vote cerrar su fábrica”.

 

Feliz 86 cumpleaños yayo Ángel
Te deseamos muchas risas carcajadas y momentos, muchos momentos con todos nosotros.
Este libro es para que leas a tu bisnieta querida, Nora. Así aprenderá los valores por los que tanto has luchado. Ser una mujer independiente y luchadora y también soñadora.
Gracias por tanto, por tanto amor que nos das, y por hacer que cada día entienda mejor lo que significa la palabra Familia.
Cada vez que tenga su momento piensa lo mucho que te queremos, y lo que significas para nosotros.

ROBER NURI y NORA 23 abril 2018

 

Texto: Paco Gómez

By | 2018-05-30T13:01:42+00:00 mayo 30th, 2018|Categories: Historia|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.