Jose García Felipe. EL SEGUNDO ALCALDE DE LA DEMOCRACIA POR PRIMERA VEZ EN UN MEDIO DE COMUNICACIÓN

//Jose García Felipe. EL SEGUNDO ALCALDE DE LA DEMOCRACIA POR PRIMERA VEZ EN UN MEDIO DE COMUNICACIÓN

Jose García Felipe. EL SEGUNDO ALCALDE DE LA DEMOCRACIA POR PRIMERA VEZ EN UN MEDIO DE COMUNICACIÓN

No ha concedido nunca ninguna entrevista, ni siquiera ha participado en la edición de libros sobre la historia de Altos Hornos, por tanto, tras muchos años de silencio, José García Felipe quien fuera el segundo alcalde de la democracia en Sagunto, el que para algunos defendió como nadie los intereses de Sagunto y Puerto para que no se produjera el cierre de Altos hornos, y que para otros no hizo lo suficiente, político de vocación, profesor de oficio.

José García Felipe nuestro protagonista de este artículo, nació el 1 de mayo de 1932, en un pueblecito de Albacete, una pedanía perteneciente a la localidad de Hellín, Agramón. Aunque según dice  “a Puerto de Sagunto le debe todo, y especialmente a los Altos Hornos” , sin duda Agramón fue importante para que su destino definitivo fuera esta ciudad, ya que su padre miembro del partido comunista y tras varios años encarcelado –al  terminar la guerra-  tras cumplir condena fue desterrado, pidiendo como destino el Puerto de Sagunto, principalmente porque durante la guerra había “hecho” amistades con personas relacionadas a Altos Hornos, ya que durante el periodo de guerra cerca de Agramón , -su pueblo natal- por vía férrea  se había realizado un estocaje de material para la reparación de máquinas, así que, gracias a esos contactos de su padre, el destino de su familia en el año 1941 fue el Puerto de Sagunto. Él tenía tan solo 9 años. Y es que en aquella época todo aquel que venía a esta ciudad encontraba fácilmente trabajo.

Una vez en esta ciudad a los 15 años entró a las escuelas de “Aprendices” para formarse profesionalmente en la rama de electricidad. “Aprendices era una escuela de la fábrica para aprender el oficio. Me dieron el puesto de electricista y posteriormente pasé a talleres, recorrí varios departamentos de fábrica, entre ellos Altos Hornos. Me considero un producto de Altos Hornos del Mediterráneo, antiguos Altos Hornos de Vizcaya. Posteriormente, cuando tenía 22 años, pasé a ser profesor del área de electricidad de Aprendices, 30 años impartiendo clases. Me jubilé siendo profesor”, nos comenta.

Su entrada en la política.

García Felipe entró en política en 1976, con 37 años, “Hubo personas del PSOE que me dieron confianza, gentes trabajadoras y honradas, que solo miraban por la comunidad. Me llamó la atención y me afilié al Partido Socialista” destaca.

Recordar que Manolo Cardó, fue el primer alcalde socialista de la democracia, siendo García Felipe su primer Teniente Alcalde, elegido el 3 de abril del 1979, nos hubiera gustado tener a los dos pero su estado de salud no lo permite.

La primera vez que se presentó de Alcalde no estuvo más de año, ya que en 1982 el PSOE a nivel regional convocó un congreso en la ciudad de Benicasim, y allí la agrupación de Sagunto Puerto, elaboró una moción que fue aprobada por unanimidad por todos los miembros del comité regional de esta formación política. Se pedía que la cabecera de Altos Hornos, se mantuviera, – ya que se estaba hablando de su posible cierre-, pero ni el Gobierno de la Generalitat, ni el Gobierno de España, en ese momento del mismo partido, quisieron oír ni a los Saguntinos ni porteños, ni a los numerosos informes que daban total viabilidad a la planta de Sagunto.

 

 

 

Según García, “eso nos llevó a una lucha por parte de los dos núcleos de población impresionante, en el 1983 y yo como alcalde me puse al lado del pueblo, defendiendo Altos Hornos, era mi misión, -ya que me había comprometido en la campaña-. Aquí se hizo una lucha muy grande durante mucho tiempo y el Ayuntamiento tuvo la oportunidad de realizar sendas reuniones. Primero con el Ministro Solchaga el 14 de junio de 1983, y una segunda con el propio Presidente del Gobierno, Felipe González. Se puso sobre la mesa un informe elaborado por los técnicos de Altos Hornos, demostrando que la planta de Sagunto era factible, simplemente invirtiendo en modernizar las instalaciones, pidiendo así mismo repartir la producción entre Vizcaya, Asturias y Sagunto, en lugar de quedarse tan solo en las dos plantas de esas provincias. Ambos dijeron que lo estudiarían, pero había muchos intereses por parte de Felipe González de entrar en la Unión Europea, -que le ponían condiciones-, y esas eran reducir la producción del sector siderúrgico entre otros, y en lugar de repartir, la cerraron, dejando en la calle a muchas familias” termina.

Tras la reunión con Felipe González en el 1983, el Ayuntamiento planteó una serie de acciones como encierros, viajes a Madrid para manifestarse, incluso plantearon llegar a la dimisión de la corporación si finalmente se llevaban a cabo los planes del gobierno, circunstancia que ocurrió, por tanto, en el pleno del mes de enero del 84, “de 25 concejales, 18 dimitimos, 7 consideraron que se quedaban y el resto nos fuimos a casa” argumenta.  Ni siquiera valió el famoso informe Kawasaki, realizado por los japoneses, que ponían en valor la planta de Sagunto por su situación geográfica.  Posteriormente en el 1987 nos cuenta,” me salí del PSOE siendo secretario de organización y dimití de todos los cargos y como afiliado, formamos una candidatura independiente con personas de ambos núcleos que quisieron apoyar la candidatura, gobernando con coalición con el CDS ya que el PSOE sería el que ganaría las elecciones.  Yo me presenté para demostrar que podíamos defender los planteamientos del Ayuntamiento, ya no había nada, pero había que atraer empresas al polígono, consiguiendo atraer a FERTIBERIA. El gobierno nos garantizó que no abandonaría al pueblo, pero eso es fácil de decir.  En 1991 el PSOE  volvería a recuperar la alcaldía y continué en el Ayuntamiento desde la oposición”  finaliza.

 

Le preguntamos cómo vivió ese año, su respuesta es clara;

“El año de la reconversión, ¿Cómo crees que lo puedo recordar? Lo recuerdo a base de dormir poco, este pueblo se distinguió porque, aunque convocaras a última hora de la tarde noche un viaje a Madrid, de madrugada, salían 100 autobuses a Madrid a manifestarse, demostrando que el pueblo estaba muy mentalizado por defender la planta, ya que este pueblo se creó a la sombra de Altos hornos y vivíamos de eso” asegura García Felipe.

 

¿Tiene alguna espina sobre su mandato?

“Yo estuve desde el 1979 hasta el 1999 en el Ayuntamiento, los dos periodos de Alcalde, luego estuve de concejal, y no tengo nada de que arrepentirme. Por supuesto podía haber hecho muchas más cosas, pero puedo decir que yo nunca he basado mi forma de vida en el Ayuntamiento, nunca estuve liberado, ni siendo alcalde ni concejal , nunca he cobrado sueldo del Ayuntamiento. Simplemente pequeñas dietas por asistir a órganos, pero nunca liberado.

 

Usted era alcalde Saguntino o Porteño.

“Yo era alcalde de Sagunto y este lo conforman los dos núcleos, yo le debo todo a Altos Hornos que estaba en el puerto, ya que me ha dado formación, trabajo, pero mi mujer es de Sagunto.

Sagunto y Puerto han estado diferenciados de la economía, Sagunto era un pueblo agrícola y de servicios, y el Puerto era un núcleo industrial, y la diferencia está ahí. Yo creo que Sagunto no tiene queja, yo no distinguía, ahora bien, en aquel momento había que emplear todo el tiempo o casi todo el tiempo a favor de Altos Hornos, al menos el primer año, los 4 siguientes hubo que hacer un equilibrio en la gestión y el ayuntamiento tenía que basarse en ambos núcleos, porque aquello ya había pasado. Aunque teniendo en cuenta que Sagunto podía caminar por si solo y generar su propia economía, al Puerto le hacía falta más ayuda. Se estaba formando un polígono industrial con mucho terreno, había que llenarlo de empresas, todavía está a menos de la mitad de empresas de lo que debería ser. Se encuentra en una gran situación geográfica, al lado del Mar Mediterráneo, con un gran puerto comercial, bien comunicado con Zaragoza, Almussafes, Barcelona, Madrid,  o sea comunicados por tierra , Mar y por Ferrocarril”.

SOBRE LA NUEVA POLITICIA.

“La nueva política a mí no me gusta, la política de ahora no la concibo en esta parcela, creo que el político tiene que estar una temporada, y pensar que se trata de una etapa de su vida representando a una idea y a un partido, pero a favor del pueblo. Esto en la actualidad no se cumple en muchas ocasiones, con respecto al populismo, al principio la gente está en expectativa de que es lo que va a venir, pero al final, con el tiempo entran en la misma dinámica que la que todos los partidos y eso empeora la política” declara.

“Para mi actualmente la política ha cambiado muchísimo, antes con los medios que teníamos que eran bien pocos, nuestra misión era trabajar por la comunidad, no había sueldos, ni asesores, solo cobramos una pequeña dieta por asistencia a los órganos como pleno o comisiones, pero una dieta pequeñísima, cosa que hoy en día ha pasado a la historia y ahora los partidos no defienden sus ideales. No descubro nada, hoy en día los partidos, miran hacia dentro y no hacia fuera, aunque obviamente tienen que trabajar para la comunidad, – todo no va a ser para ellos-, el país avanza, no quiero ser negativo, todo no lo es, pero algunos dejan mucho que desear” concluye.

 

SOBRE LA SEGREGACION.

“Yo creo que Sagunto podría ser independiente pero tampoco lo veo nada claro, no me atrevería a decir que el Puerto debería separarse, porque podemos convivir, ya que Sagunto /PUERTO tiene un peso político en la Comunidad Valenciana importante, el Puerto ha crecido más, tiene más población con una economía diferente a Sagunto, pero creo que no deberíamos separarnos. Yo creo que hoy en día las separaciones no son buenas, hoy en día estamos muy bien, eso sí, el Ayuntamiento no debe olvidar que el Puerto es un núcleo de población importante y se merece mayor atención que la que está recibiendo, ya que cuando la Corporación es la mayoría de Sagunto me da la impresión que miran más por Sagunto”

 

Sobre el futuro de Sagunto/Puerto.

“Yo creo que no hay que negar el futuro nunca, pienso que tiene un buen futuro, pero pasa por la ampliación del Parque Industrial, que ya debería llegar hasta Puzol. Falta que acudan empresas, que por diversos motivos no acuden. Se está diciendo que vienen y que vendrán, pero quiero verlo y soy muy mayor y no sé si lo veré”.

 

¿Cómo cree que la gente le recuerda desde un punto de vista de sentimiento, sin colores?

“Hombre la gente de la época, de los dos núcleos, espero que estén conformes con mi actuación como Alcalde. Nunca basé mi vida en la política, pero no es menos cierto que perdí la oportunidad de subir políticamente, como lo hizo el primer Alcalde de la Democracia, ya que se convirtió en Senador. Lo que si puedo decir es que cuando volví a ser Alcalde, el Gobierno de la Generalitat, me daba la espalda todo lo que podía con Juan Lerma como Presidente, que por cierto, aún continua de Senador. No puedo tener buen recuerdo del PSOE porque ellos defendieron la entrada en la Comunidad Europea en detrimento, del cierre de la cabecera, ese fue uno de los costes políticos y económicos que pagó España entera por entrar en la UE” termina.

 

TEXTO: César Martinez

By | 2018-01-31T17:51:21+00:00 enero 31st, 2018|Categories: Sin categoría|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.