Álvaro Barba: ““No creo que estén los mejores pilotos en la Fórmula 1”

//Álvaro Barba: ““No creo que estén los mejores pilotos en la Fórmula 1”

Álvaro Barba: ““No creo que estén los mejores pilotos en la Fórmula 1”

Nacido en Sevilla y residente en Sagunto, Álvaro Barba es uno de los mejores pilotos de automovilismo españoles.

A lo largo de su carrera ha competido con los grandes pilotos actuales de la Fórmula 1, y no es por falta de talento el hecho de que no haya llegado a la categoría reina, porque talento le sobra.

Actualmente es piloto de pruebas del Ferrari 488 y pronto dará el salto a los Estados Unidos para correr a lomos de otra bestia, un Lamborghini, para el equipo Dream Racing.

 

¿Cuándo y cómo inicias tu afición por los coches y las carreras?

Mi padre es aficionado al mundo del motor desde hace muchísimo tiempo.  A los 7 u 8 años nos compró un kart a mi hermano y a mí, y con él íbamos a correr los fines de semana al circuito de Almenara. Compaginábamos la afición de jugar al futbol como cualquier otro niño, a montar de vez en cuando en los karts.

A los 14 años debuté en mi primera carrera con licencia federativa y como piloto en el campeonato de la Comunidad Valenciana. Antes había corrido carreras sociales, sobre todo como hobby.
Al año siguiente di el salto a las carreras internacionales en las que coincidí con Vettel, Kubica, Hamilton, Rosberg entre muchos otros pilotos que aún siguen en activo.

 

Permíteme hacerte la eterna pregunta en cualquier tipo de disciplina de la vida ¿Un piloto de carreras nace o se hace?

Yo creo que para cualquier disciplina deportiva se tiene que tener talento natural. Hay casos de pilotos que se hacen, pero los que nacen con talento llegan más lejos y son los que más abundan. Personalmente creo que tengo más talento que formación, de hecho, cuando yo competía con pilotos como Hamilton, Vettel o Kubica, ellos ya llevaban 7 u 8 años compitiendo a nivel internacional y para mí era mi primer año.

 

Tu carrera fue meteórica en los inicios y cambiaste los karts por los monoplazas muy pronto.

Mi primera carrera con monoplazas fue una locura. La primera carrera nunca se olvidará y fue el salto que di de los karts a la extinta Fórmula Junior 1600 con la Escuela Lois Circuit Valencia. Recuerdo que partía en la sexta posición y me quedé parado en la parrilla de salida. Se apagó el semáforo, solté el embrague demasiado rápido, y se me caló el coche.

 

Estuviste en lo que comúnmente se llama “la antesala de la Fórmula 1” ¿Qué factores influyeron para finalmente no correr en dicha categoría?

En efecto, estuve en las World Series By Renault, en el equipo Minardi, y mi nombre estuvo sonando mucho para correr en la Fórmula 1. Los motivos por los que no lo hice son muy sencillos. Este es un deporte muy cerrado en el cual se necesita mucho dinero y muchos contactos. Al final todo influye, como en la vida. El que tiene un buen padrino llega lejos y no tiene porqué llegar el mejor piloto. De hecho, no creo que estén los mejores pilotos en la Fórmula 1, solo llegan los que tienen dinero, padrinos o un respaldo tras de ellos.

 

Luego de unos años diste un giro a tu carrera y cambiaste los monoplazas por los GT ¿Qué motivó dicho cambio?

Conocí a Amato Ferrari, jefe de AFCorse, equipo oficial de Ferrari, el cual me ofreció un contrato muy interesante. Corrí el primer año en Fiat GT y ya en la segunda carrera tuve mi primera victoria con Ferrari y acabé tercero en el campeonato. Al siguiente año repetí con ellos y me proclamé campeón del International GT Open.

 

¿Cuándo te pones el casco, qué te pasa por la cabeza?

 

Ganar. Los pilotos somos muy competitivos y todos queremos ganar. Hay que trabajar mucho fuera del coche, el aspecto psicológico, porque a veces quieres hacer más de lo que se puede, y al fin y al cabo estás conduciendo una máquina que no siempre es la mejor. Hay factores que influyen mucho, como la meteorología o las condiciones del coche.

A veces el reglamento favorece más a unas marcas que a otras para que haya una compensación y no siempre ganen los mismos, sino, pasaría como en la Fórmula 1 hace unos años, que siempre ganaban los mismos coches, porque al final influyen los presupuestos.

En la GT en la actualidad hay mucha competitividad porque se intenta que todos los coches sean lo más parecido posible mecánicamente.

 

La seguridad en las competiciones ha mejorado mucho en los últimos años ¿Sigue siendo el automovilismo un deporte de alto riesgo?

Sin lugar a dudas. En el futbol tiras un penalti y puedes acertar entre los tres palos o mandarla fuera, eso se considera un error, un fallo. En un coche un error, como frenar medio metro antes o después te puede hacer salir de la pista y chocar a más de 250 kilómetros hora. En Spa, por ejemplo, un piloto me sacó de la pista, tuve un grave accidente que me costó estar dos semanas ingresado en Bélgica.

 

En toda tu carrera ¿Cuál fue tu peor momento y qué aprendiste de ello?

No tengo un momento específico al que pueda denominar “el peor”. He pasado por muchos momentos malos y por muchos buenos, y de todo se tiene que aprender. No todos los años salen como habías planeado y para lo que te habías entrenado, porque influyen muchos factores.

Pero creo que lo peor es correr bajo presión, es cuando se marca la diferencia. Cuando te estas jugando un mundial y los demás pilotos lo saben. Uno de los momentos más tensos y difíciles de mi carrera deportiva fue cuando me jugaba el campeonato en Barcelona. Ese día salía en tercera posición y yo sólo necesitaba acabar la carrera. En la primera curva pasé el once o el doce porque en esos momentos todos los pilotos quieren adelantarte. Al final pude ganar el campeonato de ese año, 2010.

 

¿A quién quieres más, a papá o a mamá? Es decir, si te pregunto qué victoria de las que has conseguido hasta ahora es más importante o especial para ti ¿Serias capaz de quedarte con una?

Aunque no recuerdo una carrera que me importe más que otra, sí que hay varias que me han gustado mucho. Por ejemplo, gané mi carrera nº 100 en el International GT Open. Eso es algo que no va a volver a pasar.  En 2013, en Brands Hatch gané con Ferrari partiendo desde la última posición de la parrilla.

Indiferentemente de la disciplina ¿Tienes algún piloto favorito tanto actual como clásico?

Sin lugar a dudas Ayrton Senna. Como él no hay ninguno, aun existiendo Michael Schumacher, que es otro de los grandes. Pero me quedo con Senna, que además corrió en uno de los momentos más bonitos de la Fórmula 1.

De los pilotos actuales mi favorito es Hamilton. Con el cual me identifico mucho porque además he competido contra él.

¿Qué haces en la actualidad? ¿Cuáles son tus planes para el futuro?

Estoy a punto de dar un vuelco a mi carrera. He llegado a un acuerdo con Dream Racing, un equipo de Las Vegas que compite en diferentes campeonatos de Estados Unidos con la marca Lamborghini.

Por otro lado, tengo una afición que me permite estar física y mentalmente preparado a nivel de élite y es correr por la montaña. Soy miembro del equipo SportHG y compito en carreras de resistencia UltraTrail.

 

TEXTO: Arturo Vivó

By | 2017-11-02T13:59:55+00:00 noviembre 2nd, 2017|Categories: Deporte|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.