ZAUSAN: “Dirigiendo la industria desde el móvil”

//ZAUSAN: “Dirigiendo la industria desde el móvil”

ZAUSAN: “Dirigiendo la industria desde el móvil”

Zausan llega en 2010. Una empresa que aúna la experiencia de varios ingenieros industriales e informáticos con la misión de aplicar la más alta tecnología en un sector tan agresivamente competitivo como el industrial. Algunos de sus objetivos son:

– Adaptar la tecnología digital a empresas que necesitan de mejora continua e innovación para poder ser eficaces.

– Reducir los tiempos de proceso.

– Ayudar a los empleados en sus tareas.

– Mejorar el rendimiento conjunto de la empresa.

En definitiva, se trata de aplicar  tecnología punta para mejorar el rendimiento y facilitar el trabajo. Por ello, Zausan cuenta con distintos departamentos cuyo fin es acceder a las empresas para ayudarlas a mejorar, aumentando los sistemas de calidad de las mismas para que en el día a día, la tecnología se utilice en la  mejorara del sector industrial y las empresas aumenten su valor en el mercado.

 

¿Qué es Zausan?

Zausan  es una empresa de  3 socios con amplia experiencia en el sector industrial, y 1 socio capitalista, que son los que llevan adelante el proyecto. Tratamos de aplicar las nuevas tecnologías a la industria y desarrollamos aplicaciones que tienen relación en este sector. En estos momentos, aunque llevamos varias cosas a la vez, estamos más centrados en la tecnología del “Dispositivo de Hombre Muerto”[1].

¿Qué responsabilidades tenéis cada uno?

Yo soy Jorge Pérez. Gerente, comercial y me encargo de las cuentas y soy Ingeniero Industrial. Mi compañero Carlos Calzada, es Ingeniero Informático y lleva todo lo que conocemos como “bajo nivel”, es decir, hardware, firmware y la electrónica básica. José Carlos García, es también ingeniero industrial y se dedica a todo lo relacionado con la interfaz, que es la forma con la que nos entendemos con las máquinas.

¿Cómo disteis con este proyecto?

Teníamos, como ya se ha dicho, experiencia en el sector industrial, por ejemplo: en peajes, centrales térmicas y nucleares. Lo que vimos es que, en la mayoría de ocasiones, las cuestiones de seguridad las basaban en cosas antiguas, robustas y funcionales, pero no introducían nuevas tecnologías. Ahí es donde vimos un hueco y una oportunidad, aunque nos dimos cuenta que, en la industria, los responsables son reacios a cambiar o probar algo diferente cuando lo que tienen funciona.

Pero nosotros proponíamos algo que funcionaba, y en menos tiempo. Donde lo vimos más claro, fue en una regasificadora que tenía que hacer ahorro de costes. Esta empresa, tenía dos operarios en el turno de noche y debían quitar a uno. Este trabajador, que se quedó solo, cayó en una arqueta en la que estuvo 6 horas hasta que vino el relevo. Ese fue uno de los indicadores para el “dispositivo de hombre muerto”. Nos pareció absurdo que una persona estuviese 6 horas sin atender. Ahí fue cuando nos metimos en el proyecto y nos presentamos a concursos.

¿Qué os impulsó a seguir hacia delante?

En parte el agotamiento de mis anteriores empleos. Yo soy ingeniero industrial y estuve mucho tiempo haciendo cosas diferentes a mi trabajo como técnico. En las empresas, cuando asciendes, acabas por hacer cosas que no son tu especialidad, y en muchas ocasiones desagradables. Entonces pensé en dedicarme a lo que me gusta, necesitaba un cambio, volver a mis orígenes, a mi especialidad. Otro impulso es saber que eres tu propio jefe, que eres dueño de tu tiempo.

¿Qué sacrificios habéis tenido que hacer para llevar adelante el proyecto?

El tema de la familia es algo duro. Echas demasiadas horas al proyecto y no es el mismo planteamiento que un empleado por cuenta ajena, que sabes que tienes una nómina al final. Hay sacrificios enormes de esfuerzo y tiempo que le quitas a otras cosas como, por ejemplo, la familia. Y nuestros ahorros. Pues para poder llevar este proyecto hacia delante, tuvimos que gastar nuestro dinero. También nos dimos cuenta de lo responsables que debemos ser con él, para no malgastarlo.

¿Qué problemas aparecieron aparte del dinero?

Podría ser la burocracia, pero se me hizo ameno. Me echó una mano Cámara de Comercio y se notó.

Otro problema sería el comercial, la venta. Si no sabes venderlo,  enseñarlo, da igual lo bueno que sea el producto, porque no lo venderás. Otro problema es la energía y su coste. Aquí es excesivamente cara y no nos permite competir, por eso la mayoría de fabricantes diseñan aquí, pero  fabrican fuera.

La importación es otro problema, hay demasiadas barreras y si eres pequeño todavía más, no todos podemos contratar contenedores de barco.

¿Qué creéis que os depara el futuro?

Con el tiempo que llevamos, empezamos a ver mejor las cosas, otra expectativa. Tenemos otros proyectos, más clientes interesados, y somos flexibles. Hemos conseguido trabajar con Noatum (una empresa importante de nuestro muelle), y no tenemos excesiva burocracia. Nuestros productos son más coherentes y eso nos empieza a dar beneficios, y en cuanto recuperemos algo de dinero, tenemos pensado hacer más contrataciones e incluso trasladarnos de aquí, ya que para fabricar nuestro producto necesitaremos hacerlo.

¿Qué aconsejáis a futuros emprendedores?

Lo primero es no tener miedo, si realmente te gusta, debes tirarte a la piscina. La ilusión también. No conozco ninguna gran idea que se haya llevado a cabo si no es con ilusión. Si estás ilusionado, lánzate. También es necesario el conocimiento y el esfuerzo. Pero sí, lánzate a la piscina.

Por mucho que digan que los bancos no dan dinero, si la idea es buena, sí que te lo dan. Y rodéate de gente tan ilusionada como tú. Solo no vas a llegar lejos, son demasiados sacrificios.

[1]                     Dispositivo de Hombre muerto. Es un sistema de seguridad. El operario debe pulsar un botón o una tecla cada cierto tiempo. Si no lo hace, se activa una alarma o unos avisos cuyo fin es visualizar que algo no va bien. Se suele hacer en trabajos en los que el empleado/a está solo/a durante un tiempo. Como puede ser en la cabina de un tren o en una fábrica.

 

Texto: David Navas

By | 2017-06-05T13:52:01+00:00 junio 5th, 2017|Categories: Emprendedores|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.