Justo Diéguez. “El porteño que enseñó a pelear a Batman”

//Justo Diéguez. “El porteño que enseñó a pelear a Batman”

Justo Diéguez. “El porteño que enseñó a pelear a Batman”

Justo Diéguez es en nuestra localidad un nombre conocido. Su escuela lleva décadas con nosotros, y a él se le comenzó a conocer todavía más desde el mismo momento en el que empezó a codearse con los artistas de Hollywood. Pero años antes, su experiencia y extenso conocimiento en artes marciales le llevó a construir un método único que ha ido forjándose lentamente. Este arte no es una mezcla de técnicas, sino el resultado de una experiencia y una filosofía concreta.

Justo no se quedó simplemente en instruir en la defensa personal, ni sus habilidades se quedaron en Hollywood, sino que forma personas alrededor del mundo, tiene programas de seguimiento, competiciones y licencias que permiten a los más preparados instruir con una filosofía única y dedicada. Instruye en todo el mundo: Japón, Estados Unidos, Italia y por supuesto en España, y es, además, un referente internacional.

 

¿Cuándo comenzó usted en las artes marciales?

Realmente, comencé con las artes marciales desde que veía aquellas películas chinas de peleas que no hacían otra cosa que pegarse durante hora y media. Recuerdo que hacíamos bandas en el pueblo y quedábamos en el recreo. Ya que, para aquel entonces, los gimnasios estaban demasiado lejos, así que quedábamos y hacíamos peleas entre nosotros. Esa actividad creó en mí una ilusión que traduje a mi cuerpo. Me daba cuenta de lo que hacía la gente para defenderse, ese gesto de las manos llevándolas a la cabeza. Yo lo que hice fue desarrollar esa actitud, como trabajo instintivo. Ese gesto lo he desarrollado y potenciado hasta el punto de que es un icono a nivel mundial. Ves a gente de toda disciplina que acaba haciendo el “pensador”. Esa ilusión fue la que me llevó a las artes marciales, aunque también movido por aquel entonces, que en los pueblos mineros había mucha violencia y era todo muy precario. Esa situación fue la que me hizo pensar que “ese no es el camino”, podría acabar delincuente o en la cárcel… Veía que no iba por el camino adecuado, y las artes marciales me enseñaron una puerta y una filosofía que decidí abrir.

¿Quiénes han sido sus maestros?

Pues, realmente, mis maestros han sido quienes menos lo esperas. Mis amigos, mis padres y los libros. En realidad, los maestros de las artes marciales, ya no eran esos maestros cargados de filosofía que a mí me llamaban la atención, eran en realidad personas que te enseñaban un programa técnico. Eso al principio me atraía, ya que buscaba una filosofía, pero me di cuenta de que el que hace un arte marcial, acaba por ver las otras artes como inservibles, y eso no me gustó. Entonces empecé a rodar por el mundo, conocer otras técnicas, expertos, pero en realidad, maestros que lleguen al alma y te transmitan… no, nunca. Yo buscaba un estilo de vida, el valor de transmitir, que las personas confíen en sí mismas, porque en realidad, todo el mundo sabe dar patadas, aprender técnicas. No me gusta que hablen de estilos de vida y acaben en el ring, no cuadra con lo que estás diciendo. Y Keysi no está hecho para acabar en el ring, sino para la calle, para la vida real. La calle no es un deporte, la violencia urbana no actúa como un ring, sobre todo porque en el ring hay normas, y en la calle no, en la calle pueden apuñalarte, las emociones son otras y pueden acabar clavándote una navaja.

Para actuar en la calle, ante situaciones así, no puedes pensar como una víctima, sino como un depredador. Yo utilizo mucho una frase; “la víctima se convierte en depredador”, eso no significa que hagas esto para ir de abusón, sino para confiar en ti, reconocer tus habilidades y no habilidades. Para reforzar las habilidades y las no habilidades convertirlas en algo positivo. No puedes pretender venir aquí y decir, “es que yo no levanto la pierna hasta arriba”, como si fuese algo sencillo. Se necesitan años de experiencia y en la calle eso no funciona. La calle tienes que conocerla, que no hay música como en el ring o en las competiciones. La defensa personal no es deporte.

¿Cómo vino la oportunidad de trabajar en el cine?

Vino por uno de los mejores especialistas de cine, y también por Christopher Nolan, director de “Batman Begins”, que buscaba otro tipo de técnicas, más urbanas, instintivas. Este especialista nos llamó y dio comienzo mi historia con el cine.

¿Cuándo comenzó la expansión de sus artes marciales?

Para el momento del cine, yo ya tenía un reconocimiento internacional, aunque no tanto aquí. El cine ayudó mucho, que llega hasta los rincones más recónditos del mundo, y Batman me ayudó. Gracias al cine ha habido un reconocimiento, e incluso estoy rodando una película en Japón. Yo en esa película hago como aquel personaje llamado Miyagi (Karate kid), en la que el protagonista acaba por ir a mi Dojo.

Hemos visto en la publicidad de su escuela, habla de “No te engañes con copias”. ¿Qué quiere decir con ello?

Pues el problema, es que hay unas personas que están vendiendo sus técnicas como si fuesen suyas, cuando en realidad, son mías, con unas raíces. Mi error fue dar a personas todo lo que puedo dar, mi confianza y mi experiencia. Y me duele que traten de infravalorarme.

¿Qué futuro y objetivos tiene pensados para Keysi Fighting Method?

Poder crear una referencia a nivel mundial, pero no un sistema de combate, sino de crecimiento personal.

 

Texto: David Navas.

By | 2017-04-28T20:27:31+00:00 abril 28th, 2017|Categories: Personalidades|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.