Antonio Segura. “Mi vecino, el cáncer”

//Antonio Segura. “Mi vecino, el cáncer”

Antonio Segura. “Mi vecino, el cáncer”

Durante los siete meses que estuvo peleando contra un cáncer de colon, el porteño Antonio Segura encontró en la cámara de fotos a su mayor aliada en su batalla. Se refugió en ella para hacer frente a la soledad que trae la enfermedad, y fue su mejor terapia. Aficionado autodidacta, fue a partir de entonces cuando empezó a considerarse fotógrafo, aunque aclara que todavía es un aprendiz. El testimonio gráfico de su lucha se llama “Mi vecino, el cáncer”

 

– Te detectan el cáncer y comienzas con la quimioterapia. ¿Cómo se te ocurre retratar todo el proceso de la enfermedad?

– A mi me detectan la enfermedad, me operan y me paso unos 20 días en el hospital. Y cuando llego a casa, hecho polvo, lo primero que padezco es una pérdida de sueño, que aún la llevo encima. Ahí es cuando decido coger la cámara y empezar con el reportaje. Fue mi primer trabajo realmente serio. Antes había hecho algún que otro reportaje, había expuesto aquí en Sagunto y había ganado algunos concursos, pero a raíz de la enfermedad tomo conciencia de lo que es la fotografía.

– ¿Cómo ha influido la realización de este reportaje en tu curación?

– Para mí ha sido una terapia. Al principio creo que no era consciente de que iba a hacer un reportaje, pero me doy cuenta de que cuando cojo la cámara, aunque suene contradictorio, me olvido de la enfermedad. Me evadía de esa manera. Yo estaba fotografiando a una persona que se estaba recuperando de un cáncer. Esa persona era yo, pero de alguna manera mientras me estaba fotografiando no era consciente de eso. Fue una manera de tener un cierto control sobre mi, sobre todo a nivel psicológico.

– ¿Hubo algún momento en el que pensaste en renunciar a seguir con el reportaje?

– No, precisamente porque me evadía. De hecho ha pasado el tiempo y me da la sensación de que hasta se ha quedado un poco corto. Sí que es cierto que la parte más dura del trabajo es cuando me siento a editarlo. No es que me venga abajo, pero me absorbe. En mi trabajo solo participo yo, está hecho desde la soledad más absoluta. Ese es otro punto con el que te encuentras, eres tú y la cámara, y sientes que ella te hace compañía.

– ¿Ya ha cicatrizado la herida psíquica?

– A mi personalmente no. Puede estar más o menos latente, pero siempre está. También depende mucho de los estados de ánimo, o de cosas puntuales como si viene algún control, que te acuerdas más. Pero hay que intentar no verlo siempre en términos negativos. Yo soy consciente de que he pasado por algo muy traumático, pero yo ya estoy curado. Soy un ganador en ese aspecto, porque hay gente que se queda a medio camino. Yo soy una persona muy abierta para hablar de la enfermedad, no tengo ningún reparo en hablar con las personas para darles muchos ánimos y para intentar ayudarles.

– ¿Cómo ha cambiado tu vida, y cómo ha cambiado tu forma de ver la vida después de la enfermedad?

– Mi vida cambió mucho, porque entré en un proceso muy negativo. De alguna manera toco los infiernos, pero sigo fotografiando. De ahí sale un trabajo, para mí mucho más duro, que es “Tarde para mirar atrás” y que podría ser como una prolongación de “Mi vecino, el cáncer”. No tratan el mismo tema, pero van de la mano. Por supuesto también me cambió la forma de ver la vida. Yo tenía 39 años cuando pasó, era joven, y me hizo ver que somos terrenales y que estamos de paso.

– Tus fotografías son bastante expresivas. ¿Qué buscas transmitir a las personas que las vean?

– Es curioso porque yo veo las fotografías y pienso que es un trabajo bastante oscuro, pero todo el mundo lo que ha visto es ganas de vivir. Aunque sea un trabajo oscuro, lo está realizando una persona que tiene ganas de salir de la oscuridad. Lo que yo quiero es que todas las personas que lo vean, que estén pasando por ese proceso ellos mismos o algún familiar o amigo, vean sobre todo que hay que batallar, ser fuerte mentalmente. Que saquen algo positivo de este tramo.

– ¿La sociedad tiene miedo al cáncer? ¿Has sentido rechazo alguna vez?

– El problema es que relacionamos el cáncer directamente con la muerte. Y eso no es así, afortunadamente el índice de supervivientes es muy alto si lo coges a tiempo. A mí me ha pasado encontrarme con una persona y ver que se va por otra calle o agacha la cabeza porque tiene reparo en preguntarte. Y eso duele, porque te hace meterte en un mundo de soledad, pero también hace que veas los que realmente están a tu lado. A pesar de todo yo a esas personas no le echo nada en cara. El cáncer es un tema tabú, y hay un poco de falta de valentía y de no estar preparados para hablar con alguien del cáncer como algo normal.

– ¿Qué camino ha seguido el reportaje?

– La acogida fue muy buena. Gané el premio del concurso Sarthou Carreres en Villareal en 2010. Luego a través de las redes sociales se expandió muchísimo y fue cuando empecé a darme a conocer. Por otro lado lo presenté al Seminario de Albarracín de Gervasio Sánchez y Sandra Balsells y se me becó junto a otros 5 compañeros. También lo expuse en Castellón, en la Llotja del Cànem a través de la Universitat Jaume I.

– ¿Continúas haciendo fotografía?

– Si. Una vez que te enganchas a la fotografía es una especie de droga. Mi fotografía es muy personal, egoísta a veces. Siempre hablo de mi “yo”, no a nivel de autorretrato siempre, pero intentar plasmar una imagen a través de un sentimiento, de una etapa buena o mala por la que puedo estar pasando. Es mi modo de expresarme.

 

Texto: Selene Mora. Fotografías: Antonio Segura León.

By | 2017-05-01T01:23:10+00:00 abril 28th, 2017|Categories: Personalidades|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.