La miseria y el concejal. Editorial Abril 2017.

//La miseria y el concejal. Editorial Abril 2017.

La miseria y el concejal. Editorial Abril 2017.

Difamar a personas, entidades o empresas se ha convertido en algo tolerable en una sociedad cada vez más pendiente de las redes sociales, un instrumento sin duda positivo pero que, por su peculiares características, alienta este tipo de abusos. Ante una difamación, una mentira o una media verdad el afectado en cuestión tiene pocas opciones: puede entrar a desmentir la falacia , lo que le llevará a una confrontación y una polémica de días o semanas (que es lo que siempre pretende el difamador) puede, también, dejarlo pasar y esperar a que “escampe” (que no es, tampoco, la peor opción) o intentar marcar los tiempos y responder con hechos a las mentiras. Para el afectado, no obstante,  nunca es una decisión fácil, algo que sabe de sobra el artífice de este tipo de “campañas” de cuyo impacto no sólo él es responsable. Porque, y aún resultando comprensible la adhesión de los más próximos al “Troll”, resulta desalentadora la aquiescencia del resto del personal que sin ningún tipo de prueba, ni otra versión conocida se lanza al linchamiento con pasión; algo, por otra parte, muy nuestro, muy de la tierra, muy español.
Sin embargo, lo grave, lo realmente serio, lo que no resulta de ningún modo admisible es que este tipo de comportamientos esté protagonizado por cargos públicos, políticos que ostentan la representatividad de una gran parte de la sociedad y que se unen a estas campañas de difamación guiados únicamente por sus prejuicios y la posibilidad de obtener algún tipo de rédito “profesional”, algo que ha ocurrido con un concejal del equipo de gobierno de nuestro Ayuntamiento que pidió de forma pública el boicot de nuestras páginas en Internet sin, por supuesto, preocuparse de la veracidad de la información que se difundía. Un comportamiento miserable en un cargo público del Ayuntamiento de todos. DE TODOS, no sólo de sus votantes, amiguetes, riegracias, correveidiles y aguantavelas.

Pues Nada … ¡A disfrutar de lo votado, que en estas manos estamos!. Pero, con individuos como éste…  ¿Cómo quieren ustedes que funcione nuestro Ayuntamiento?

By | 2017-06-05T18:20:00+00:00 abril 3rd, 2017|Categories: Editorial|0 Comments

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.